Organización cuáquera afirma que un camino justo hacia la ciudadanía debe mantener una postura de principios más humanos 

PHILADELPHIA (Abril 17, 2013) - El Comité de Servicio de los Amigos (AFSC, por sus siglas en inglés) opina que la propuesta de reforma migratoria presentada hoy es un modesto comienzo de reforma. Algunas de sus medidas abordan la unificación familiar y los derechos de los trabajadores, y crean un camino estrecho hacia la ciudadanía para algunos inmigrantes. Pero debido a que buena parte de la propuesta reproduce muchas de las políticas que han fracasado, ella está muy lejos de ser la reforma justa y humana que las comunidades inmigrantes y los grupos de fe, laborales y de derechos civiles y humanos han estado pidiendo.

“La propuesta al Senado contiene mejoras significativas para los inmigrantes que tienen estatus de protección temporal, para jóvenes indocumentados, y para trabajadores de la agricultura. A ellos les dará una vía rápida a la residencia legal permanente. Sin embargo, no terminaría el actual sistema de detención y deportación, ni la militarización de la frontera que ha devastado comunidades en ambos lados de la misma”, dice Gabriel Camacho, director del Proyecto Voz en Cambridge, MA, y Amy Gottlieb, directora del Programa de Derechos de los Inmigrantes, de Newark, NJ.

La propuesta no sólo redobla algunas malas políticas, sino que las eleva a un nivel de mecanismos medibles que se tienen que cumplir, incluyendo la verificación electrónica E-Verify para todos los trabajadores; un 90% de cumplimiento de las mediciones de “seguridad” fronteriza; y un nuevo sistema de entrada y salida en los puertos de embarque. La propuesta desperdiciaría miles de millones de dólares en aeronaves no tripuladas, en costosos artefactos de alta tecnología, y en más personal.

Una parte de la propuesta ofrece más rendición de cuentas y supervisión de las agencias que aplican la ley en la frontera, lo que ha sido una de las demandas de mucho tiempo de las comunidades de inmigrantes y de sus aliados, incluyendo AFSC. La propuesta establecería una fuerza de tarea que incluiría a personas de la frontera para evaluar y hacer recomendaciones respecto a las políticas migratorias fronterizas.

Desde el 2010, la Patrulla Fronteriza ha cobrado la vida de veinte civiles desarmados, sin que ningún oficial haya sido llamado a cuentas por esas muertes. Los agentes federales al parecer operan con impunidad, violando sistemáticamente los derechos humanos y las libertades civiles de los residentes fronterizos.

La propuesta también incluye el derecho a un debido proceso legal, y protecciones laborales como parte de la implementación de E-Verify. Sin embargo, los programas de verificación de la elegibilidad del empleo -como E-Verify- siguen siendo muy defectuosos, caros y problemáticos.

“Nos satisface ver que la propuesta de ley inicia una conversación importante acerca de los flujos futuros de trabajadores hacia Estados Unidos, identificando protecciones laborales y de estándares salariales, así como oportunidades para solicitar estatus permanente y para apoyar la unidad familiar”, dice Gabriel.

“La propuesta de ley busca mantener juntas a las familias restructurando una falla fundamental del sistema (los largos periodos de espera) con uno que proporciona nuevas oportunidades para que la gente venga al país de manera legal. Aún así, debido a las limitaciones de la propuesta, habrá muchos inmigrantes que continuarán viviendo en las sombras, sujetos a las crueldades de un sistema inservible donde abunda la explotación y el abuso por parte de empleadores sin escrúpulos”, dice Amy.

El Comité de Servicio de los Amigos (AFSC) pide al Congreso adoptar reformas migratorias compasivas y efectivas que estén fundamentadas en los siguientes principios:

  • Desarrollar políticas económicas humanas para reducir la migración forzada.
  • Proteger los derechos laborales de todos los trabajadores.
  • Desarrollar un camino rápido hacia la residencia legal permanente, y un camino claro hacia la ciudadanía.
  • Respetar los derechos civiles y humanos de los inmigrantes.
  • Desmilitarizar la frontera Estados Unidos-México.
  • Hacer de la reunificación familiar una alta prioridad.
  • Asegurar que los inmigrantes y refugiados tengan acceso a servicios.

AFSC ha creado Un nuevo camino. Este es un documento que describe las prioridades de política para una reforma migratoria humana que proteja los derechos humanos de todas las personas. Nuestros principios provienen de nueve décadas de trabajo de AFSC con comunidades de inmigrantes, cuyas voces deben ser escuchadas en la lucha por políticas humanas.

Contacto: Gabriel Camacho 
Phone: 617-947-7019

Contacto: Amy Gottlieb
Phone: 617-494-6415